Tadej Pogacar hace historia en la Vuelta con sólo 20 años

El joven esloveno ha rematado una fantástica Vuelta al ganar la penúltima etapa de la Vuelta

Tras maravillar el pasado mes de febrero en la Vuelta al AlgarveJoxean Fernández Matxín, mánager del UAE Emirates, decía que todavía no se planteaba debutar en una grande, “debe aprender y de momento no pasar de 60 días de competición. Sólo debe correr donde pueda optar a ganar”.

Sólo un ciclista en la historia del ciclismo había logrado tres triunfos en una grande a su edad

Nueve meses después, Pogacar ha completado una Vuelta 2019, su primera grande, de libro, con tres victorias, bajando del tercer lugar del podio final a Nairo Quintana y arrebatando a Miguel Ángel López el maillot blanco al mejor joven. Y todo con sólo 20 años.

Y qué tres victorias las suyas en la Vuelta, en Cortals d’Encamp (Andorra), en Los Machucos y este sábado en la Plataforma de Gredos.

Un triplete además histórico, ya que hasta ahora sólo un ciclista tan joven había sido capaz de hacer un triplete a su edad en una gran vuelta. Fue el italiano Giuseppe Saronni en el Giro de Italia de 1978.

Tras cruzar la línea de llegada en la Plataforma de Gredos el esloveno no se lo acababa de creer. “Mis piernas estaban muy bien, pero la etapa estaba siendo muy dura mentalmente. He atacado tras dos ataques duros de López. He tirado con todo. Aún no me creo lo que he hecho en esta Vuelta, acabando tercero”.

Su padre también era ciclista

Se unió a UAE Team Emirates por consejo de Andrej Hauptmann, un ex profesional esloveno y gerente de equipo de Tadej cuando era un novato. Marko Polanc, padre de Jan, también fue director deportivo de Tadej.Tadej y Jan Polanc comparten un profundo vínculo de amistad y los dos s pasan mucho tiempo juntos entrenando. Lo primero que destaca su padre de Tadej es su capacidad para mantenerse fresco y tranquilo en cualquier situación, algo no demasiado habitual en un ciclista tan joven, al que le encanta montar en bici y pasear por la monataña.

Fuente: mundodeportivo

Por: CELES PIEDRABUENA

Jefe de sección